Potenciá tu belleza: los alimentos que tenés que comer para lucir una piel perfecta

Lo que comemos puede determinar cómo nos vemos. Te contamos cuáles son los alimentos que mejoran la apariencia de tu piel y hacen que te veas más linda. Tips para absorber mejor todos los nutrientes.

Te levantás, te lavás la cara, te ponés tónico, serum, contorno de ojos, crema humectante y, obviamente, protector solar. Porque todas queremos tener una piel radiante y para lograrlo hay que cuidarla. Pero a veces con eso no basta. "Somos lo que comemos", dijo el filósofo alemán Ludwig Feuerbach, allá lejos y hace tiempo. Si consumís puros productos procesados, por más que te pongas la mejor crema para cara del mercado, tu piel no va a ser lo que querés.

"La piel es una representación de lo que pasa dentro del organismo", asegura Mabel A. Carrera, médica especialista en nutrición (MN 38.428). "Los alimentos que consumimos son tan o más importantes que la crema de tratamiento. Los nutrientes que ingerimos todos los días son componentes clave para el desarrollo de la piel", explica Jorge Dotto, médico genetista y cofundador de The Gen Company, una institución de asesoría genética integral.

Dime qué comés y te diré cómo te ves

Lo primero que tenemos que incorporar a nuestro menú es agua. "Mucha gente no tiene conciencia de que tomar dos o más litros de agua por día puede marcar la diferencia. Nuestro cuerpo está compuesto en un 60% de agua. El interior de nuestras células se compone de agua. Entonces, ¿por qué tomar otra cosa?", cuestiona el especialista y aclara que cuando habla de agua, no quiere decir líquido. "Tomar al menos un litro y medio de agua por día ayuda a mantener el cuerpo hidratado y facilitar la depuración de toxinas", agrega la Dra. Lebel, dermatóloga y miembro de la SAD.

"Los alimentos que consumimos son tan o más importantes que la crema de tratamiento"

El segundo plato de nuestro menú se compondrá de frutas y verduras ricas en antioxidantes naturales. "Éstas actúan sobre el mecanismo celular y el ADN, disminuyen el estrés oxidativo y combaten radicales libres. Las frutas y verduras ricas en vitamina C incrementan la producción de colágeno. Consumiendo estos alimentos el riesgo de desarrollar arrugas y manchas se debilita". Las mejores son: tomate, ají, frutillas, brócoli, kale (o col rizada) y los cítricos (naranja, limón, pomelo, mandarina). Un solo kiwi cubre las necesidades diarias recomendadas de vitamina C o una porción (160 g) de arándanos.

"La vitamina A es clave en el proceso de cicatrización y trabaja sobre el sistema inmunitario también. Y cuando el sistema inmunitario funciona bien, todo anda bien. La piel también". Las verduras de color naranja como calabaza, zanahoria y batata y las verdes como la espinaca son fuente de esta vitamina. Por último, tenemos el "plato fuerte": los ácidos grasos esenciales: "Los ácidos grasos provenientes del Omega 3 son claves para la nutrición de la epidermis". Pescados como salmón, sardinas o anchoas y semillas de chía o lino y nueces son las mejores fuentes.

Sacale el jugo

El jugo de zanahoria, frutilla y naranja es un potente elixir antioxidante. Mientras la frutilla es una gran fuente de vitamina C, la zanahoria cuenta con propiedades antioxidantes que proceden de los carotenoides (principalmente el betacaroteno) y la naranja es también antioxidante y anticancerosa. Es ideal para tomar en el desayuno y empezar el día eliminando toxinas. Para prepararlo necesitas licuar 3 o 4 zanahorias, 400 g de frutillas y 2 naranjas (peladas). Si lo deseás, podes agregar unas semillas de chía para que el jugo cobre más cuerpo y sea útil para hidratar la piel desde adentro.

Omega 3: nutrición esencial Los

ácidos grasos esenciales cumplen un rol muy importante en la epidermis (parte externa de la piel). "A medida que envejecemos disminuye la protección natural de la piel; se pierde humedad y se generan microfracturas en el tejido celular que provocan grietas, sequedad, arrugas y manchas. Para nutrirla desde el interior es clave consumir alimentos ricos en Omega 3", comenta el genetista Jorge Dotto. "Una porción de salmón cubre la necesidades diarias de Omega 3 y, si a ese plato le sumás espinaca y zanahoria, ya tenés una comida ideal para una piel impecable".

¡Activalas!

Las semillas de chía o de lino se consumen remojadas o molidas para absorber mejor sus nutrientes, en ensaladas o jugos. La porción es una cuchara mediana (28 g).

Enemigos

Así como hay alimentos que favorecen su calidad y apariencia, hay otros que la perjudican. Pero ojo porque no suelen ser los que suponemos. "Comúnmente se cree que comer chocolates o alimentos fritos causa acné, pero no hay evidencia científica que lo corrobore", asevera Dotto. La Dra. Lemel, por otro lado, asegura que el exceso de grasa, sobre todo las saturadas, tienden a acumularse en los vasos sanguíneos y dificultan la normal circulación. Dotto coincide con que los alimentos procesados suelen ser los más dañinos y agrega: "Todo lo que viene empaquetado, que incluye en sus ingredientes términos químicos que no sabemos qué significan, es lo peor que podemos consumir. La famosa comida chatarra". Las bebidas alcohólicas, especialmente las destiladas, también tienen efecto negativo en la epidermis y en la circulación sanguínea.

Dale kale a tu piel

La col rizada (kale en inglés) o berza es una verdura llena de nutrientes. Una taza de kale tiene más calcio que la leche, más hierro que la carne y gran cantidad de vitamina C, K y A. Familiar del brócoli, el coliflor y el repollo, tiene propiedades anticancerígenas y desintoxicantes que limpian hígado y sangre. Su gran presencia de vitamina C activa el sistema inmunológico, el metabolismo y la hidratación. ¡Es lo mejor que podemos comer para tener una piel sana! Pero ¿cómo se come? Seguramente has oído hablar de los "chips de kale". Se preparan en pocos minutos, al horno y se conservan crocantes por días, por lo que resultan un buen snack en cualquier momento y lugar.

Vía: Parati

Por Mariela Raffaelli / www.infobae.com