Mascota en casa, ¿Sí o no?

Luego que llevas una mascota a casa tu vida no vuelve a ser la misma.

Conocerás un amor incondicional que llenara tu corazón de alegría, compañía y diversión. Nadie esperara con tanto entusiasmo tu llegada y más que nada, construirá un vínculo único con los niños. Cuando yo nací ya había una perrita mestiza en casa y fue mi compañera de juego desde que tuve uso de razón.

Si estás pensando que una mascota forme parte de tu familia antes que nada debes tener en cuenta lo siguiente:

-Información: habla con un veterinario y con tus conocidos que ya tengan perros en casa. Que te cuenten sobre sus experiencias y ten en cuenta sus consejos. Averigua cuales son las razas más amigables con los niños o si recurres a un refugio a adoptar a un perrito, cuéntale como es tu familia, tu casa, tu rutina así podrán comentarte cual es el tamaño de perro ideal y con quétipo de personalidad.

-Responsabilidad: se trata de una vida que va a estar a cargo de los integrantes de la casa por ello es importante que todos se involucren, se organicen y cumplan con su parte del cuidado.

-Tiempo: no se trata de un juguete nuevo que divierte a la familia y cuando deja de ser novedad ya no se le presta atención. Requiere de una rutina alimenticia, de horas de juego y también sino cuentas con jardín, de paseos varias veces al día. Tu mascota debe estar limpia y su ambiente también. Debes pasar tiempo con él o ella para criarlo y más que nada para que te de todo ese amor y compañía que es incomparable.

-Dinero: vas a tener que invertir dinero debido a que tiene que contar con el calendario de vacunación al día ya que se puede enfermar, más si está en contacto con otras mascotas cuando lo sacas a pasear, tiene que ser desparasitado y llevarlo al veterinario si presenta algún problema físico o malestar. La alimentación también va a ser un gasto y lo que necesite para su vida diaria como una camita o colchón.

-Espacio: tiene que contar con un lugar para dormir, correr, jugar, etc. Sino tiene un espacio para moverse y hacer sus necesidades recuerda sacarlo a pasear varias veces al día. No olvides hacerlo con una correa, por seguridad de tu mascota y de los demás. Lo mismo que llevar una bolsa plástica para levantar y desechar sus necesidades.

Por Romina Oster