La semana de la lactancia materna también se celebra en las Estaciones Saludables

Del 1 al 7 de agosto los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires podrán recibir información de la mano de nutricionistas especializados

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, las Estaciones Saludables de la Ciudad de Buenos Aires invitan a acercarse y aprender más sobre este tema, ofreciendo actividades al paso junto con información y consejos de parte de los nutricionistas en todas las Estaciones Saludables fijas y en las Estaciones Saludables de Plaza Flores y Plaza Houssay.

Además de los controles de salud habituales, el equipo de nutricionistas de las Estaciones Saludables fijas está a disposición para facilitar la adopción de hábitos alimentarios desde el primer momento y que ayudarán a cuidar la salud a lo largo de toda la vida. Además, las futuras y nuevas mamás podrán consultar sobre la alimentación complementaria y lo que es importante saber para proporcionar al bebé los nutrientes que necesita.

La OMS recomienda dar el pecho de manera exclusiva hasta los seis meses y además aconseja su mantenimiento hasta al menos los dos años del bebé. Por su composición nutricional la leche humana resulta de fácil digestibilidad, lo que permite un aprovechamiento óptimo de los nutrientes. La lactancia contribuye además a la salud y bienestar de las madres: ayuda a la recuperación de útero después del parto, colabora para volver al peso anterior al embarazo y reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer (ovario y mama). La leche materna, no sólo es el mejor alimento para el bebé sino que es la opción más cómoda, segura, ecológica y económica para alimentar a los niños.

Alimentación durante la lactancia materna

Durante el período de lactancia las necesidades de algunos nutrientes incrementan, es fundamental que las madres lleven una alimentación completa y adecuada en esta etapa. No es necesario comer en exceso ni seguir una dieta especial, simplemente se deben consumir diariamente alimentos variados, entre ellos:

  • Carnes magras (pollo, pescado, vaca, cerdo) y huevo: porque brindan proteínas de buena calidad.
  • Leche, yogur y queso: además de aportar proteínas de buena calidad son una gran fuente de calcio.
  • Aceites, semillas y frutos secos: ya que los ácidos grasos pasan a la leche y ayudan al desarrollo del sistema nervioso del bebé.
  • Frutas y verduras: por su aporte de vitaminas y minerales
  • Agua: la leche materna es 90% agua y no beber lo suficiente puede disminuir la producción de leche. Se recomienda el agua como mejor forma de hidratación.
  • Es importante evitar el alcohol ya que disminuye la producción de leche. Además puede alterar el sueño del bebé y afectar su desarrollo. Se recomienda también moderar el consumo de café, té, mate y gaseosas con cafeína (colas) porque contienen cafeína, sustancia que pasa a la leche materna y puede afectar el sueño y el comportamiento del bebé.